Guía para identificar el origen de la baja efectividad del Área de Mercadeo

¿En algún momento te has preguntado si tus esfuerzos de mercadeo no están dando los resultados esperados o si la campaña publicitaria que empleaste está siendo efectiva?  Al estar a cargo del Área de Mercadeo muchas veces no conoces precisamente los resultados que todo ese dinero, tiempo y recursos invertidos.

Sería ideal ayudarte a responder a esas preguntas, pero cada negocio tiene diferentes problemas de Mercadeo y nadie mejor que tú para identificarlos.

He aquí dónde debes hacerte estas 6 preguntas para descubrir si tu empresa tiene baja efectividad en el Área de Mercadeo.

1) No tener objetivos claros.

Cuestiónate, ¿Los objetivos y la estrategia planeada me impulsan a alcanzar las metas?

Debes definir objetivos S.M.A.R.T. (Específicos, Medibles, Alcanzables, Realistas y a Tiempo) ya que cuando las personas, equipos y empresas trabajan con unos objetivos bien definidos, la productividad mejora exponencialmente pues saben para dónde y cómo van a lograr la meta.

Ningún objetivo se cumple por obra y arte de magia; para esto es necesario crear una estrategia que permita obtener los resultados. Ésta debe estar ajustada a las necesidades del negocio y del mercado, será un gran error si no se tiene en cuenta. A la hora de crear una estrategia de mercadeo, debes tener muy claros los objetivos, los canales, el tipo de mensaje, entre otros aspectos relevantes para el éxito de la misma.

2) No conocer a tu público objetivo.  

Cuestiónate, ¿Conozco realmente mi público objetivo?

Esta es una de las grandes claves del éxito de tu plan de mercadeo, ya que debes establecer una comunicación directa hacia él.

Debes preguntarte “quién es”, “cómo es”, “dónde está” y “cuáles son sus intereses”, esos parámetros te guiarán a diseñar una estrategia de mercadeo que cuente un mensaje más atractivo y efectivo. Porque no solo debemos tener claro lo que vamos decir, sino que también a quién y dónde se lo decimos.

Debes enfocarte en tu “cliente ideal”, al que intentas seducir con tu negocio, ya que sería un gran error no tener claro a quién diriges. Determina y define una persona real o ficticia que representa tu cliente ideal para tener un punto de referencia más claro en tus comunicaciones.

3) No seleccionar correctamente el canal.

Cuestiónate, ¿Conozco el canal adecuado para llegar a mi cliente?

Ya teniendo claro el perfil de tu cliente debes saber dónde está y cuál es el canal óptimo para llegar a él. No todos los clientes se informan acerca de productos y servicios exclusivamente a través de la red, otros lo hacen desde los puntos físicos.

Lo más importante acá, es saber dónde está y utilizar el canal correcto para llegar hasta él. Entregarle buenos contenidos es conocerlo y saber cómo distribuirlos es saber dónde se encuentra.

 4) No tener un presupuesto adecuado.

Cuestiónate, ¿Estoy invirtiendo adecuadamente el presupuesto?

Muchos han escuchado una frase al referirse a la publicidad: “la mitad de mi inversión en publicidad se desperdicia, el problema es que no sé cuál mitad”.

Muchas empresas se sienten plenamente identificadas con esa frase, ya que saben que es necesaria la inversión en mercadeo pero no saben cómo distribuirlos y una mala gestión en ella puede afectar profundamente la empresa.

A la hora de poner en marcha un proyecto es indispensable asignar un presupuesto para el plan de mercadeo, con el objetivo de planificar diversas estrategias y acciones que orienten hacia el cumplimiento de la meta.  Es claro que sin un presupuesto apropiado no se pueden generar resultados esperados.

 

Tus esfuerzos de mercadeo no dan los resultados esperados y ¿no sabe la causa? [Hablemos sobre tu estrategia]

 

5) No Medir. Cuestiónate, ¿Tengo establecidos KPIs en mi plan de Mercadeo?

Toda estrategia requiere un control de resultados, pues de no medirlos se puede perder tiempo, dinero y oportunidades. Recuerda que “lo que no se puede medir no se puede controlar; lo que no se puede controlar no se puede gestionar; lo que no se puede gestionar no se puede mejorar.”

Siempre se debe medir y analizar los indicaciones claves de nuestro plan de mercadeo. Esto nos permitirá:

  • Seguir apostando por las acciones que han sido exitosas o, en caso opuesto, replantéalas.
  • Medir cada una de las fases de proceso de mercadeo.
  • Proyectar el comportamiento futuro sobre la evolución de nuestra empresa y nuestras ventas

6) No tener un especialista en mercadeo.

Cuestiónate, ¿Cuento con el personal competente para el Área de Mercadeo?

Algunos de los orígenes de la baja efectividad en un Departamento de Mercado puede ser que existen personas que no tienen conocimiento en esa área y aun así trabajan allí. Hay gerentes de empresas cuya formación no tiene afinidad con esa área y de igual forma están al mando. Es posible que en algunas ocasiones hayan oído la siguiente expresión: “¿un anuncio publicitario? ¡Yo me encargo! No es necesario contratar a una agencia y nos podemos ahorrar ese dinero”. Algunos altos mandos creen que implementar una campaña de mercadeo no requiere de mucho trabajo. Y sí, la esencia está en hacerlo simple y atractivo.

Muchas veces el día a día en las empresas y los pequeños problemas impiden prestar atención a los que verdaderamente debes solucionar de raíz. Esperamos que este artículo te haya sido de tu utilidad para identificar el origen de la baja efectividad de mercadeo en tu empresa y puedes tratar de llegar a solucionarlos.

En conclusión, necesitas centrarte en identificar y solucionar los orígenes de una baja efectividad. Es posible que te hayas identificado con uno o más de los anteriores puntos. Una vez visualizadas las áreas problemáticas, empieza a aplicar las soluciones. No dejes que corra el tiempo ya que esto puede afectar tu empresa y reputación.

No olvides contactarnos si requieres de un plan de Inbound Marketing para aumentar las ventas de tu empresa o una asesoría de tu estrategia digital. Si te resultó útil no dudes en compartirlo.

Escrito por: Lina Ortiz

Deja un comentario